Una instalación artística muestra en el Casco Viejo de Bilbao las sonrisas de cientos de personas como símbolo de lucha ante la pandemia

Una instalación artística muestra en el Casco Viejo de Bilbao las sonrisas de cientos de personas como símbolo de lucha ante la pandemia

  • El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha inaugurado esta mañana los tres murales artísticos que componen el montaje y que quedarán de manera permanente en la calle Ronda, frente a la fachada de la iglesia de los Santos Juanes.
  • La instalación es el resultado final de la campaña ‘Tu sonrisa y la mía’, que puso en marcha la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo para buscar las sonrisas ocultas tras las mascarillas y recuperar la cercanía perdida durante la pandemia.
  • Los murales, con imágenes de comerciantes, visitantes y toda persona que ha querido sumarse a la campaña, representan un corazón, la palabra ‘sonríe’ y una imagen icónica del Casco Viejo bilbaíno.

BILBAO, 22 de julio de 2021. La calle Ronda del Casco Viejo de Bilbao acoge desde hoy una instalación artística que reúne, en forma de un triple mural, las sonrisas de cientos de personas para mostrar la lucha y la resistencia de la sociedad ante la pandemia. La instalación, en concreto, está compuesta de tres murales o mosaicos artísticos ubicados en el inicio de la calle Ronda, en su entrada por la calle La Cruz y frente a la fachada de la iglesia de los Santos Juanes.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, acompañado del concejal de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo, Xabier Ochandiano, la presidenta  de la Asociación de Comerciantes, Rosa Pardo, y la artista Silvia Jiménez Pumar, que ha creado la composición, ha cortado esta mañana la cinta de inauguración, tras el pertinente aurresku de honor, en un acto que ha contado con alrededor de una veintena de representantes del comercio y la sociedad vizcaína.

La iniciativa artística es el resultado final de la campaña ‘Tu sonrisa y la mía’, que puso en marcha la de Asociación de Comercios, Hostelería y Empresas del Casco Viejo de Bilbao, ZazpiKaleak, a principios del mes de junio, y que, a lo largo de estas semanas, ha recogido las sonrisas de más de 600 personas -comerciantes, clientes, visitantes al Casco Viejo- para inmortalizarlas en los mosaicos, que quedarán de manera permanente en este rincón de las Siete Calles.

Los murales, de 120 centímetros de ancho y 90 de alto, están encajados en soportes de acero macizo corten, y muestran tres conceptos diferentes como símbolo de la lucha ante la pandemia por parte de la sociedad y del comercio, especialmente del Casco Viejo, tan afectado por la crisis generada por el covid-19.

Tres conceptos representados

En concreto, un primer mural, compuesto de las fotos de comerciantes de las Siete Calles, muestra un corazón, que representa el propio Casco Viejo como corazón de Bilbao; un segundo, con la palabra ‘sonríe’, que recoge las fotos de toda persona que ha querido sumarse a la campaña; y un tercero, formado a partir de fotos antiguas del Casco Viejo, que muestra la entrada al Casco Viejo por la Plaza Unamuno y la calle La Cruz.

El alcalde Aburto ha felicitado a la Asociación de Comerciantes, como promotora de la iniciativa, así como a todo el Casco Viejo por albergar esta obra “que es la expresión más auténtica y verdadera frente a la adversidad, el miedo y el dolor que ha causado la pandemia. La sonrisa, la cercanía… son los símbolos de que juntos y juntas, saldremos también de esta crisis sanitaria, como siempre hemos hecho. Salir y además fortalecidos, con un Casco Viejo y una ciudad resiliente; este espacio será el recuerdo del final de una crisis inédita a nivel mundial y que Bilbao conseguirá vencer, para que vuelvan los abrazos, las sonrisas, con un Bilbao con valores más sólidos”.

Tal y como ha explicado Pardo, la instalación artística “recupera la cercanía perdida durante la pandemia, las sonrisas que hemos ocultado tras las mascarillas, fundamentales para relacionarnos, para estar entre amigos y, también, para la relación comerciante-cliente”. Por ello, ha añadido la presidenta de la Asociación de Comerciantes, este rincón del Casco Viejo bilbaíno se ha convertido en “un hito histórico” en Bilbao y, especialmente, en el Casco Viejo. “La sonrisa es el mejor gesto, el mejor símbolo que podemos tener para salir de la pandemia. Es nuestra muestra de que unidos podemos hacer frente a esta situación”, ha expresado.

Cientos de personas se han unido a la campaña. La Asociación de Comerciantes, por un lado, ha salido en las últimas semanas a la caza de las sonrisas de los comerciantes, e invitó, al mismo tiempo, a la ciudadanía a enviar fotos sonrientes. Todas ellas componen la instalación.

Además de comerciantes y clientes en general, también han mostrado su sonrisa numerosas personalidades del mundo de la música, la literatura, el cine, la gastronomía o el deporte, entre otros.

Actrices como Gemma Martínez y Sol Maguna, el presidente del Athletic, Aitor Elizegi, el diseñador Eder Aurre, la escritora Toti Martínez de Lezea, el cantautor Rafa Rueda, la presentadora de ETB Sara Gandara, el cocinero Fernando Canales y el concejal bilbaíno Xabier Ochandiano son algunos de ellos.



Ir al contenido