Siete enclaves imprescindibles de las Siete Calles (y de los que no conocías sus secretos)

Siete enclaves imprescindibles de las Siete Calles (y de los que no conocías sus secretos)

Ahora que la situación derivada de la pandemia invita a conocer mejor nuestro entorno, te proponemos revisionar, volver a pasear y observar con detenimiento y nueva información el corazón de Bilbao. Porque el casco histórico de la Villa, las Siete Calles, el Casco Viejo, guarda rincones por todos conocidos, pero que ocultan muchísimos secretos, incluso para los bilbaínos.

TEATRO ARRIAGA

Cuentan que en su día fue el teatro más moderno de toda Europa. Aunque el incendio de 1914 lo arrasó por completo y las inundaciones de 1983 lo castigaron duramente, conserva prácticamente la misma esencia que el día de su inauguración. Llama la atención de bellas figuras de hormigón traídas desde Francia que asemejan a mármol.

 

BIBLIOTECA DE BIDEBARRIETA

Para muchos, pasa desapercibida, camuflada entre edificios, con más de 100.000 ejemplares en su interior. Pero pocos edificios pueden contarnos la historia de últimos 100 años de Bilbao. El interior mantiene la esencia clásica de la arquitectura más romántica. No hay más que atravesar sus puertas para ver cómo nuestra vista se alza en altura disfrutando de tallas de madera, columnas imposibles y vidrieras dignas de las naves laterales de Notre Dame.

 

PLAZA NUEVA

Edificada en estilo neoclásico similar a la de Salamanca o la de Madrid, su construcción se alargó más de 65 años. En ella estuvo asentada durante años la estatua de Donde Diego López de Haro que hoy encontramos en la Plaza Circular. Cuenta con cinco accesos, aunque en su origen eran cuatro, uno en cada esquina. La quinta puerta se creó a raíz de que una bomba en la Guerra Civil hiciese estallar parte de los edificios del lateral y se decidió dejar ese hueco extra al reconstruirla.

 

PLAZA DE UNAMUNO

Pocos saben que cuando los monarcas de Castilla visitaban Bilbao, se alojaban en un convento que se encontraba sobre la misma plaza. Tras la demolición del instituto que allí se construyo,. El solar pasó a llamarse ‘Plaza de los Auxiliares, después ‘Brigadas de Navarra’, por ser estos los que conquistaron la villa en 1937. Finalmente, se instaló un busto al bilbaíno Universal que fue Unamuno, donde cada año se conmemora la fecha de su nacimiento.

 

CATEDRAL DE SANTIAGO

Tras descubrirse la tumba de Santiago, las peregrinaciones pronto comenzaron por el camino primitivo y más tarde la vereda de la costa. Una romántica vía que atravesaba la capital de Bizkaia. De ahí el culto al santo en pleno corazón de la villa, una pequeña catedral erigida en el congestionado Casco Viejo. En su fachada, una aguja apuntando al cielo destaca como la construcción más alta de la villa durante años. Un cono ascendente de tonos marfiles que destaca dese cualquier ladera que rodea el paisaje urbano del Gran Bilbao.

 

CALLE RONDA

La antigua muralla que protegía a los habitantes del viejo Bilbao del siglo XVI tenía una extensión algo superior al kilómetro con 12 puertas a su alrededor. Los vigilantes que se encargaban de la protección de la villa y el recorrido que realizaban se conocía como paso de ronda, nombre que ha quedado fosilizado en el tiempo y que ha dado nombre a una de las vías del Casco.

 

IGLESIA DE SAN ANTÓN

Se trata de la iglesia más antigua de Bilbao, ubicada donde anteriormente se asentaba un almacén de mercancías. Al ser este el antiguo acceso a la ciudad, en un primer momento tenía función clérigo-defensiva, con parte de la muralla como fachada interior. Es una de las postales típicas de Bilbao junto al puente con quien comparte nombre.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.



Ir al contenido